Nov 21

Diferencias entre la Medicina Alternativa y la Medicina Alópata

Posted: under Medicina Alternativa.
Tags: , November 21st, 2008

En este post quiero comentar sobre las diferencias entre la medicina alternativa y la medicina alópata, pero antes de eso hay un aspecto muy importante que quiero dejar muy claro: yo en ningún momento pretendo desacreditar la medicina alópata tradicional. Si leíste la sección Acerca de mi recordarás que yo soy médico cirujano de profesión y provengo de familia de médicos, por lo que tengo un gran respeto por esta medicina y creo que ha salvado miles de vidas humanas.


Aquí el enfoque que quiero presentar es un enfoque de complementariedad: yo creo que la medicina alópata y la medicina alternativa son perfectamente compatibles y utilizar lo mejor de ambas brindaría grandes oportunidades para mejorar nuestra salud.
De la forma en la que yo lo veo, creo que ante cualquier accidente o urgencia de salud que una persona pueda tener (ej. un ataque al corazón, la fractura de un hueso, etc.) , lo mejor que puede y debería hacer es acudir con un médico calificado: un cardiólogo, un traumatólogo, etc.
Ahora bien, si lo que la persona tiene es una enfermedad degenerativa (aquella que se ha llevado tiempo para desarrollarse como: diabetes, alta presión, colitis, etc.) creo que la medicina biológica ofrece mejores alternativas que la medicina convencional ya que se enfoca en encontrar y tratar las causas raíces que provocaron la enfermedad y no solo tratar de “quitar” los síntomas de la enfermedad con medicamento. Una cosa importante que debes saber es que los síntomas de las enfermedades son tan solo una señal que tu cuerpo te da para informarte que algo no anda bien, y van apareciendo  más de éstos, de modo que deberías ponerle mucha atención a descubrir qué fue lo que te causó la enfermedad y no solo que trataras de deshacerte de ella tan rápido como te sea posible, porque, como ahora podrás imaginar: si no descubres y atacas las causas, la enfermedad se volverá a presentar.
Quiero darte un ejemplo:
Hace tiempo acudió conmigo una señora que tenía problemas con su garganta. Cada vez se enfermaba más seguido, de modo que el doctor que la atendía (un otorrinolaringólogo) tras varias ocasiones de darle antibióticos sin ningún resultado le había recomendado operarse para extirparle las anginas, de hecho, ya tenía fecha probable para la cirugía.
Alguien pudiera pensar que esto está bien: ella acudió con el otorrino, éste en un inicio le dio antibióticos para la infección de la garganta (lo que para el común de las personas sería “atacar la raíz del problema”). Con el tiempo los antibióticos que tomaba eran cada vez mas potentes y tenia que tomarlos mas seguido. Ahora bien, si tu has estado en un caso similar: alguna vez te has preguntado ¿por qué mi doctor no indaga las causas que me ocasionaron la enfermedad y tan solo me da medicamento para eliminar –aparentemente- la enfermedad?
Cuando yo traté a esta señora, pudimos encontrar la causa raíz….. imaginas cuál era? apuesto a que no.  Pues bien, la señora tenía problemas de estreñimiento. El estreñimiento provocaba la acumulación de una gran cantidad de gases en su cuerpo y esto aumentaba la presión interna, lo que ocasionaba problemas de reflujo (esto es, cuando los ácidos del estómago se suben por la faringe. Normalmente esto no sucede porque tenemos un esfínter interno -algo parecido a una válvula- que se cierra e impide el paso del ácido, pero dada la presión interna, el esfínter se había dilatado). La constante irritación de su garganta era siempre originada por los ácidos estomacales  (y luego agravada por los antibióticos¡). La solución fue resolver el problema de estreñimiento mediante una serie de hidroterapias de colon. Al no tener más estreñimiento, los gases se eliminaron, la presión interna cesó y el esfínter que conecta el estómago con la garganta volvió a cerrarse impidiendo así el paso de ácidos estomacales, y por lo tanto, su garganta y sus amígdalas(anginas) no le dieron más molestias por lo que no hubo necesidad de operarla y se libró de los riesgos de una cirugía.
Esto es solo un ejemplo (toma en cuenta también que estoy tratando de explicar las cosas lo menos técnicamente posible para el mejor entendimiento de todos). La realidad es que todos los días veo casos como este con mis pacientes, y , afortunadamente en muchos de estos casos existe una solución real a sus enfermedades.
Nuevamente aclaro, en ningún momento pretendo desacreditar la labor de los médicos convencionales, ni tampoco afirmo que todas las enfermedades pueden ser tratadas de esta manera (hay muchos factores involucrados: la fase de la enfermedad, la edad y las características del paciente, etc.); por el contrario, creo que si estos conocimientos se integraran en los planes de estudio de la carrera de medicina en todas las universidades tendríamos un mucho mejor manejo integral del paciente y una mucho mejor salud en general. Mi propósito es solo informarte que existen alternativas.
Espero que este post te haya servido, por favor recuerda escribir tus comentarios.

Dra. Raquel Yeverino

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Comments (8)